Tesoros gustativos

Los placeres de la gastronomía representan uno de los principales atractivos para los viajeros sibaritas que recorren el mundo.

Autor: MARILIN PINO A. (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) | EL UNIVERSAL Publicado el: Domingo 25 de mayo de 2014 12:00 AM

 

tesoros

Un viaje inolvidable para los amantes de la buena mesa es aquel que incluye el disfrute de las bellezas naturales, la riqueza cultural y arquitectónica del destino, además de los más exquisitos y variados platos de la gastronomía local. En este sentido, se han venido afianzando en el mercado turístico mundial los tours enológicos y gastronómicos, con rutas que cautivan los más exigentes paladares y recrean el espíritu a través de paseos por hermosos paisajes.

Los viajes gastronómicos incluyen recorridos por viñedos y haciendas, con guías especializados, traslados en medios adecuados a los sitios seleccionados, cata de vinos, eventos para socializar y conocer las bondades culinarias de cada ciudad o pueblito visitado.

 

Para participar en un recorrido de este tipo no es preciso ser una "nariz" o chef profesional, tampoco un sibarita internacional. Sin embargo, lo que sí se requiere es un paladar "adiestrado", conocer de culinaria y enología para entonces disfrutar a plenitud una cata o un exótico pero delicioso bufé bien sea en América o en Europa.

Cada país del mundo ofrece un sinfín de recetas, preparaciones, secretos de cocina. Los platos más sencillos atesoran esos secretos de familia que suelen darle el rico toque que cautiva a los comensales.

Disfrutar de un viaje, donde el foco se centra en la comida y sus acompañantes -como el delicioso vino sin importar el destino- implica ciertos cuidados, mística al seleccionar qué probar y dónde. Este será el salvoconducto para evitar que ese bocado tan tentador pueda confinarle al hotel toda la noche, con la consecuencia de no poder participar en los eventos que incluye la agenda del viaje.

Con sello venezolano
Existen iniciativas locales para ofrecer viajes que permitan a los amantes de lo bueno un recorrido gustativo por la gastronomía y enología del mundo. Sin duda, las circunstancias actuales en cuanto a flujo de divisas, boletos aéreos, reservaciones de hotel y otros detalles invitan a ser precavido. Esto lo confirma Sergio Esteva, desde Chateau Travel Services, quien junto a su esposa Mayra ofrecen desde 2001 paquetes bien estudiados a destinos en Europa y América del Sur que incluyen recorridos por viñedos, pueblos rurales, disfrute de la naturaleza y de la rutina diaria de los lugareños.

La idea de ofrecer este tipo de opciones al viajero surge en estos dos venezolanos -ambos ingenieros químicos retirados- luego de varias experiencias propias como aventureros viajeros que les permitieron vislumbrar la opción de llevar a otras personas a disfrutar lo que ellos habían vivido. Iniciaron con recorridos por las regiones vitivinícolas más importantes de Francia y desde 2009 a la zona norte de España. Un año después, se adentraron en los Terruños Premium de Chile y Mendoza (Argentina) y desde 2012 llegan a La Toscana (Italia).

De acuerdo con la información recientemente refrescada en su página web -www.chateautravel.net-, este año se hizo el primer viaje exploratorio a Napa Valley (California, USA) para ofrecer este nuevo destino en 2015. "La experiencia es: un viaje que combina vinos, gastronomía y turismo del más alto nivel. O, lo que es lo mismo, desarrollo del 'enoturismo' en su máxima y más genuina expresión pero combinado con la más excelsa gastronomía local, los más glamorosos hospedajes, los más prestigiosos viñedos y el más refinado turismo". En principio, se trata de un viaje para grupos de no más de seis o siete parejas, con atención personalizada por parte de los propios fundadores y dueños de la empresa.

Para llegar a lo que hoy es Chateau Travel Services, Sergio y Mayra han tenido que poner todo su empeño en afianzar sus amplios conocimientos en gastronomía y vinos, además de conocer lo mejor posible los destinos a ofrecer, con todos sus atractivos culturales, turísticos, religiosos. No es tarea fácil coordinar un viaje gastronómico; la logística debe incluir desde los pasajes aéreos, pasando por el alojamiento -bien sea en un hotel, hostal, castillo o cabaña- hasta los paseos para apreciar la naturaleza del entorno, sin dejar de lado algún evento de temporada en el destino.

Su primera referencia, sin duda, fue Francia, gracias a su dilatada tradición en materia de vinos además de su refinada gastronomía.

A través de viajes exploratorios a las regiones vitivinícolas más importantes del país lograron establecer un circuito con los mejores hoteles de la ruta, probar las comidas de los restaurantes más representativos de la gastronomía local, incluir los tesoros turísticos de las distintas zonas a visitar y seleccionar el transporte más confortable para el proyecto. Es una metodología que han repetido en cada nuevo itinerario.

El resultado son más de treinta viajes realizados hasta ahora, con alrededor de 200 viajeros que han disfrutado de esta experiencia única y que en su mayoría han hecho todos los recorridos. Desde el año 2011 incursionaron en el mercado de los viajes corporativos; una modalidad en la que se trabaja con grupos más numerosos. No obstante, los resultados han sido tan exitosos como los organizados con parejas.

Un aspecto ineludible al hablar de viajes es el presupuesto. Y tratándose de recorridos internacionales, indagamos con Sergio Esteva acerca de la dinámica que aplican en los actuales momentos que vive Venezuela en materia de divisas extranjeras. "La situación actualmente -acota-, es sumamente difícil. Nuestra estrategia para el mediano plazo es abrirnos al mercado internacional y buscar clientes sibaritas, amantes de las cosas bellas en otras latitudes como Bogotá, República Dominicana y Florida, por ejemplo, para lo cual estamos rediseñando nuestra página web para convertirla en un instrumento de mercadeo poderoso". Los programas de Chateau Travel Services requieren de una considerable planificación previa (seis meses de anticipación mínima) "y de compromisos económicos para hacer las reservas correspondiente en exclusivos lugares donde vamos".

Ante un panorama de incertidumbre como el actual, "es muy difícil encontrar parejas que se quieran comprometer (y pagar) para un viaje que será dentro de cuatro meses si no sabe si siquiera va a conseguir boletos para viajar". En este sentido, Esteva aclara que los planes que tenían a principios de 2014 para el segundo semestre del año fueron suspendidos. "Sin embargo, ya estamos trabajando en otro nuevo destino que ofreceremos en breve para la primavera del 2015".

Disfrutar a plenitud
Normalmente viajan grupos pequeños, en pareja, que conviven durante el tiempo que dura el viaje (10 días en promedio). Los itinerarios se arman preferiblemente para disfrutar las mejores épocas del año: primavera y otoño.

Los participantes son amantes de lo bueno, de alta calidad, sin demasiadas exigencias pero atrevidos y aventureros.

¿Qué incluyen los recorridos? Visita a los viñedos más prestigiosos de la zona seleccionada, con degustación ineludible de sus vinos de la mano del dueño del viñedo o chateau o del "wine maker" propiamente. Incluye las comidas en espacios privados para una experiencia gastronómica inolvidable que se extiende a los mejores restaurantes de la región (algunos galardonados con estrellas Michelin).

Para darse una idea de la magnífica experiencia que tiene el turista se pueden mencionar los circuitos en Francia: "Circuito Imperial" (Beaujolais / Borgogna / Chablis / Champagna / París) y "Tour eno-gastronómico por los grandes Chateaux de Bordeaux" (Bordeaux / Sauternes / Perigord / Saint Emilion). También el de España, titulado "Vinos y Gastronomía del norte de España", en la zona norte (País Vasco/La Rioja). En Sudamérica, el "Tour a los Terruños Premium del Sur (Chile y Argentina).

Por supuesto, están incluidos los city tours guiados por las ciudades e históricos pueblos en la ruta. Los sibaritas que seleccionan estos tours suelen tener tiempo libre suficiente para explorar otros rincones interesantes, además de descubrir por sus propios medios esos pequeños tesoros inolvidables como las bondades y riquezas de los lugares que se visitan. Es allí donde entran los breves recorridos por los museos, galerías, monumentos paseos en catamarán y disfrute de la naturaleza.

Autor: MARILIN PINO A. (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) | EL UNIVERSAL Publicado el: Domingo 25 de mayo de 2014 12:00 AM

Suscríbase y reciba el Newsletter de Château Travel Services