TURISMO ENO GASTRONOMICO…

Los placeres de la gastronomía representan uno de los principales atractivos para los viajeros sibaritas que recorren el mundo.

Autor: Sergio Esteva Publicado el: Julio 2015

 

hotel sources

Turismo eno gastronómico: viajes que combinan el disfrute tanto de la gastronomía como de los vinos en una determinada región; usualmente estos viajes se realizan dentro de un refinado y exquisito ambiente que incluye visitas y comidas en viñedos y bodegas.

Hoy en día el mercado turístico se ha diversificado y especializado de forma tal que podemos planificar, y realizar, un viaje donde el objetivo fundamental puede ser, casi exclusivamente, el de escuchar los mejores conciertos de ópera , o el de oír los rugientes motores de los bólidos en una carrera de Fórmula Uno desde un asiento preferencial, o el de disfrutar varios partidos de la final de un campeonato de tenis, o asistir a las Olimpiadas, o al mundial de football, o hacer cumbre en una de las enigmáticas montañas del Himalaya o de Los Andes, o, simplemente, sumergirse durante una semana en las transparentes aguas de nuestro archipiélago de Los Roques y así por el estilo.

En fin, poco a poco, el viajero experimentado que ya ha ¨visto casi todo¨ y/o ha ¨viajado a todas partes´, se exige un tiempo para concentrarse, en sus cada vez más escasos días de vacaciones, en lo que realmente disfruta al máximo!!! Este es pues el origen de esa tendencia que llamamos el turismo temático. Dentro de esta tendencia, el turismo eno gastronómico se ha venido posicionando como una alternativa muy atractiva para un sector importante que aprecia, de sobre manera, la buena mesa y el buen vino… en pocas palabras, estamos hablando de un turismo dirigido al cada vez más numeroso y exigente público sibarita.

Hablar del turismo eno gastronómico es hablar entonces de un turismo que ofrece el disfrute de ambos placeres en perfecta armonía; y es que no puede ser de otra forma toda vez que el vino ha de disfrutarse, en la mayoría de los casos, acompañado de la comida adecuada y viceversa… es pues, una combinación natural y hasta pudiéramos afirmar, casi obligada. Oiremos hablar, y cada vez con más frecuencia, de la búsqueda del perfecto maridage o la perfecta armonía, que no es más que la combinación adecuada de un vino con una comida específica.

Pero, ¿cuál es la novedad? Los grandes restaurantes siempre han estado allí…y los grandes viñedos también… la diferencia la hace el hecho de que la llamada cultura sibarita, en franca e indetenible expansión y fundamentalmente impulsada por el boom que vive la industria del vino a nivel mundial, ha hecho que tanto los grandes fabricantes así como los pequeños productores, muy selectivamente, hayan empezado a abrir las puertas de sus viñedos, bodegas y hasta de sus comedores privados, para develar los secretos del cultivo de la vid así como de la elaboración y guarda del vino, a un público que, sin ningún interés comercial, desea conocer, cada vez más, los diversos misterios que rodean a esta bebida…

Muchas bodegas tradicionales de Europa se han reconstruido o rediseñado para satisfacer esta tendencia… se han transformado en verdaderas joyas arquitectónicas y sus dueños están orgullosas de mostrarlas al público; se mantienen también los grandes y nobles châteaux, signos de la era de prosperidad que vivió el vino en sus mejores tiempos, siglos XVIII y XIX, cuando estaba en manos de acaudaladas y aristocráticas familias en la región de Bordeaux. Por otro lado, las nuevas bodegas que se construyen en América están, prácticamente, diseñadas para ser visitadas… En pocas palabras, y en todos los casos, se aplica la célebre expresión del catalán Ángel Guimerá cuando se refiere a las bodegas de hoy en día como: “las catedrales del vino”…

A los amantes del vino les gusta conocer la región de donde éste procede y, por lo general, las regiones vitivinícolas están en zonas que tienen bellezas naturales exuberantes así como un acervo cultural e histórico importante que complementan, y más que justifican, un viaje hasta esos lugares…

Son ya varias las regiones vitivinícolas del mundo que ofrecen las llamadas “rutas del vino”… Los ya célebres valles de Chile y la región de Mendoza en Argentina, el Napa Valley en Estados Unidos y hasta la lejana Johannesburgo en Sudáfrica, nos muestran paquetes turísticos bien atractivos alrededor del vino. En el Viejo Mundo, España siempre ha llevado la delantera en turismo por lo que no le sido en nada difícil estructurar y ofrecer sus “rutas del vino”… Lo mismo pudiéramos decir de Italia y el sur de Alemania… pero cuando se trata de combinar el vino con la gastronomía, la bandera la lleva, sin lugar a dudas, el país con la más tradicional, y al mismo tiempo avanzada, cultura culinaria del mundo: Francia !!!

Nos es pues por casualidad que en CHATEAU TRAVEL SERVICES, empresa de turismo que ofrece viajes eno gastronómicos exclusivos, tanto para grupos pequeños de solo seis a ocho parejas, como para grupos de hasta cincuenta parejas (corporativos) el primer destino que seleccionó fue el país galo… Hoy, luego de catorce años de actividad, estas experiencias eno gastronomicas se realizan a siete destinos distintos; en total han realizado 44 viajes.

El turismo eno gastronómico es una alternativa de gran valor, distinta, sumamente enriquecedora y sobre todo, extremadamente integradora. Nuestra experiencia en manejo de grupos la hemos extrapolado a grupos corporativos con éxito y el trato personalizado que nos ha distinguido en todos estos años ha ido también extrapolado.

Si desean conocer más detalles sobre estas experiencias eno gastronómicos, no duden en llamarnos al 0414 305 79 96 o enviarnos un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y/o registrándose en nuestra página web www.chateau.travel


Sergio Esteva G.

 

Autor: Sergio Esteva Publicado el: Julio 2015